Se suele decir que la experiencia es un grado, algo de lo que precisamente carecen las madres primerizas. No obstante, hoy en día es muy fácil acceder a cualquier tipo de información para solucionar todos aquellos temores que la llegada de un hijo pueden ocasionar.

Y uno de los miedos que suelen tener las madres primerizas tiene que ver con la lactancia del bebé.

 

Sigue los consejos de tu médico durante la lactancia

Lo primero que has de saber si te encuentras en este periodo de tu vida es que tu médico será la mejor fuente de información y consejo para la lactancia de tu hijo. No dudes en consultarle todo lo que quieras saber, preguntando especialmente los periodos de lactancia, horas del día más adecuadas, modos de hacerlo, etc.

Precisamente, la primera recomendación médica a este respecto es que se amamante al bebé lo antes posible. No han de ser a unas horas determinadas, sino siempre y cuando el niño lo requiera y durante el tiempo que él lo necesite. No hay que preocuparse por este asunto: cuanto más mame el bebé más leche se producirá en la madre.

Además, es importante que el niño vacíe totalmente un pecho antes de ofrecerle el otro. Curiosamente, la leche del final es más rica en grasa y presenta un mayor aporte calórico.

La siguiente toma siempre comenzará por la última mama que se le ofreció. Si la madre tiene más leche de lo que el bebé pide, lo más recomendable es usar un sacaleches para vaciar el pecho.

Todo lo que debes saber sobre lactancia para madres primerizas

 

La postura ideal durante el periodo de lactancia

La postura durante la lactancia es otro de los temas que se suele tratar con el médico. Lo cierto es que se puede dar de mamar tanto acostada como sentada, siempre y cuando ambos estén lo más cómodos posible.

Además, es ideal hacerlo en una situación de tranquilidad, un ambiente en el que no haya prisas, excesos de ruidos, etc. Comodidad ante todo.

Muchas madres primerizas temen sentir dolor a la hora de dar de mamar al bebé. Sin embargo, si se hace de forma correcta no tiene que suceder nada anormal.

El niño tiene que abrir bien la boca para abarcar el pezón de la madre y gran parte de la areola. Para soltarse, no se debe tirar sino liberar el pezón introduciendo el dedo meñique por la comisura de la boca del niño.

Por último, otra serie de recomendaciones a tener en cuenta durante la lactancia serían:

  • Los pezones deben lavarse solo con agua y dejarse secar al aire libre o al sol
  • Resulta ideal usar sujetadores confeccionados con fibras naturales
  • La madre debe tomar una dieta variada y rica en productos naturales y aumentar la ingesta de líquidos
  • El tiempo para dar de mamar dependerá de cada bebé, aunque por lo general cada toma no superará los 10 minutos.

Pin It on Pinterest