Cada persona puede tener una motivación diferente a la hora de adoptar perros. Sin embargo, el grado de responsabilidad para todos es el mismo. Los animales no deben convertirse simplemente en el capricho de unos días, sino que hay que brindarles todos los cuidados y el cariño que necesitan.

Acoger a un perro cuando no vamos a ser capaces de cuidarlos durante toda su vida es una muestra de irresponsabilidad. Es muy importante que le dediquemos un tiempo a meditar en la opción de adoptar perros, ya que aunque puedan ofrecernos compañía y mucho cariño su cuidado no es una tarea francamente sencilla.

 

Adoptar perros en una perrera o un albergue

Si después de meditarlo llegamos a la conclusión que queremos adoptar uno, tenemos muchas opciones para ello. Se pueden comprar en una tienda de mascotas, adoptarlos en una perrera o en un albergue, acoger en casa a un cachorro de una camada, etc. Especialmente interesantes son estas dos últimas, ya que son animales que tienen la necesidad de encontrar una familia.

Sin ir más lejos, en la perrera van a facilitarnos mucho la tarea. Los cuidadores conocen perfectamente a los animales y nos ofrecerán el perro que más se adapte a nosotros, al lugar en el que vivimos, si se tienen niños o no, etc. Sin duda que es posiblemente la mejor opción que tenemos para adoptar perros.

Hay que tener en cuenta que nuestro modo de vida incidirá en el perro que elijamos. Si estamos en casa todo el día no tendremos ningún problema para sacarlo a pasear, por ejemplo, limpiarlo y demás. Si en casa hay niños pequeños, lo normal es preguntar en el centro cuáles son los perros que conviven mejor en casa con los niños.

Es recomendable que antes de llevarnos el perro a casa este se asocie con nosotros y nos conozca. Para ello, podemos dejarlo unos días más en la perrera o el albergue y visitarlo todos los días, pasear con él y comprobar cómo reacciona. Llegará un momento en el que el animal nos vea y se alegre, lo que será un claro indicativo de que podemos llevarlo para casa.

Las 5 mejores razas de perros para tener en casa

 

Colocarle le chip obligatorio y llevarlo a su veterinario habitual

Es en este momento cuando habrá que colocarle el chip obligatorio. En la mayoría de perreras y albergues se le realiza al perro un reconocimiento, se vacuna y se desparasita. También, si se desea y la edad del perro es la adecuada, se esteriliza. Todos estos pasos son fundamentales antes de que el perro salga de la perrera.

Nada más salir de la perrera, es muy recomendable llevar a nuestro perro al que será su veterinario habitual. Será este el encargado de darnos todos los detalles para su cuidado, especialmente en lo que se refiere a la comida que necesita para su edad, el tipo de correa que le debemos poner, hábitos diarios, etc.

A partir de aquí, la casa se convertirá en el refugio y el hogar de nuestro perro. Antes de su llegada habrá que acondicionarla un poco para que se sienta a gusto. Especialmente dedicándole un lugar especial para que él sepa que es su espacio. A ser posible, hay que tenerle preparado algún juguete para que la llegada a un sitio desconocido no sea tan difícil para él.

Pin It on Pinterest