Vivimos hiperconectados a la red, estamos enganchados al teléfono móvil, el correo electrónico es fundamental en nuestras vidas para el trabajo y necesitamos las redes sociales para comunicarnos, por lo que navegar con seguridad en Internet se antoja fundamental.

Es imposible. Hoy en día, prácticamente todo lo que nos rodea está relacionado con Internet: trabajo, ocio, compras, amistades, etc, lo que hace que en los últimos años hayan surgido ciertos peligros en la red que debemos vigilar con atención.

Por ese motivo, hemos querido recopilar unos consejos muy básicos, que todos podemos aplicar, para navegar con seguridad en Internet.

 

Seguridad en Internet: 5 recomendaciones básicas


 

1. Usa una contraseña apropiada

Muchos de nosotros tenemos más de una decena de cuentas en Internet que nos obligan a inventarnos contraseñas todo el tiempo. Incluso si usamos un programa de gestión de contraseñas, necesitamos una muy buena contraseña para proteger nuestro “baúl de las contraseñas”.

Para conseguirlo, es necesario evitar ser obvio, es decir, no usemos el nombre de equipos deportivos, fechas de cumpleaños, apodos, mascotas, etc. No usemos palabras del diccionario, incluso si las escribimos con números o agregamos dígitos al final.

 

2. No uses la misma contraseña para diferentes cuentas

Los ciberdelincuentes pueden detectar tus “trucos” si utilizas la misma contraseña, incluso si esta tiene pequeñas variaciones. Si usas “cool!NessFB” para Facebook y “cool!NessTW” para Twitter, los ciberdelincuentes pueden adivinar fácilmente que contraseña usas para WhatsApp, Gmail e Instagram

Si no puedes recordar muchas contraseñas, intenta usar un administrador de contraseñas que las elija de manera aleatoria para cada cuenta. De esta manera, solo tendrás que preocuparte por la contraseña del administrador.

 

3. Usa códigos de bloqueo en el móvil

El número mínimo de dígitos para acceder a un teléfono Apple es 6, pero puedes tener más, e incluso usar letras y números para hacer el código más robusto. Sabemos que es un incordio, pero cuanto más largo el código y más corto el tiempo de bloqueo, el teléfono estará más protegido.

 

4. Bloquea los archivos ejecutables que suelen portar malware

Debe bloquearse los tipos de archivos ejecutables; es poco probable que la empresa necesite recibirlos del exterior.

 

5. Desconéctate

Este es el consejo más duro de seguir. Las aplicaciones para móviles están hechas para mantener conectado todo el tiempo, e incluso hay que seguir varios pasos para salir de ellas. Al igual que tener un código de bloqueo, desconectarse también es un incordio.

Sin embargo, el desconectarse te mantiene protegido. Lo más importante es que evita que hagas clic por error y que compartas algo que no quieres.

Pin It on Pinterest