Cuidados en el embarazo si eres madre primeriza

Cuidados en el embarazo si eres madre primeriza

Todo embarazo es un momento único y especial en la vida de una mujer. Te esperan situaciones de grandes cambios, novedades y muchas ilusiones. Pero también, y especialmente en el caso de que seas primeriza, es probable que tengas muchos miedos, dudas e inseguridades. No te preocupes, ya que hay una serie de cuidados en el embarazo que pueden ayudarte en este sentido.

Vivir un ambiente tranquilo, una alimentación sana y descanso

En primer lugar, desde que te notifican que estás embarazada lo ideal es vivir en casa un ambiente tranquilo, sin alteraciones ni preocupaciones. Todo lo que pueda venir externamente tiene solución. Tu médico te mantendrá totalmente informada de cómo evoluciona tu embarazo, pero lo fundamental es que lo vivas con tranquilidad, incluso en el momento especial del parto.

Hay una serie de rutinas y hábitos que debes marcarte como imprescindibles para que se conviertan en tus primeros cuidados en el embarazo. Entre ellos, no dejes de caminar todos los días, de realizar terapias de agua, de sentarte sobre una pelota de parto y hacer ejercicios, de recibir masajes en la espalda y en el resto del cuerpo o de practicar algo de meditación y relajación para controlar la respiración.

Hay otros dos aspectos que se consideran fundamentales y que debes adquirir durante este tiempo. Por un lado, debes llevar una buena alimentación, sana y equilibrada, para que todo marche a la perfección. Además, es el momento de dormir bien, acostándote temprano si tienes que madrugar, y utilizando, por ejemplo, almohadas especiales si ves que es necesario en tu caso.

Sobre la alimentación, en la medida de lo posible tienes que evitar los alimentos crudos o que estén poco cocinados. Si sales a comer fuera de casa has de prestar bastante atención en este sentido, incluso en la higiene de los alimentos.

No dejes de hacer ejercicio físico moderado

Encontrarás durante tu embarazo primerizo situaciones que te pueden preocupar. En los casos de sufrir sangrado abundante, fiebre superior a 38 grados o dolor abdominal fuerte hay que acudir al servicio de urgencias. El sangrado es normal tenerlo durante las primeras semanas, ya que se está acoplando el embrión, pero en todo caso sería un sangrado ligero.

No tengas ningún miedo a hacer ejercicio físico, ya que es uno de los mejores cuidados en el embarazo que puedes tener. Eso sí, nada de ejercicio intenso o muy fuerte.

Se suele decir que el primer embarazo es el más especial. Los cuidados en el embarazo que te proponemos te ayudarán para que vivas esta maravillosa etapa de tu vida con total seguridad y tranquilidad. Solo tendrás que disfrutar cada momento y vivirlos con la máxima intensidad. La ocasión merece muchísimo la pena, ¿no crees?

Post a Comment

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!