El día de tu boda es uno de los más especiales de tu vida. Quieres que todo salga como has imaginado y, por ello, dedicas meses -incluso años- a preparar todos los detalles.

Para que todo sea perfecto, debes planificar desde el lugar del enlace, la ceremonia, la celebración, el menú, hasta, por supuesto, las invitaciones.

Y de ellas precisamente te quiero hablar en este post, de todos los elementos que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tus invitaciones de boda.

5 detalles para diseñar invitaciones de boda

1 Definir el estilo de la invitación

Lo primero que debes hacer es definir el estilo de la invitación. Para ello, te recomiendo buscar inspiración en webs y blogs especializados en bodas, como por ejemplo IdeaBoda.

En cuanto a estilos, hay muchas opciones diferentes: moderno, vintage, clásica, escandinava, minimalista, ilustración, etc.

Solo tienes que elegir el estilo que más os representa y encaja contigo y tu pareja.

2 Formato

Cuando hayas decidido el estilo que quieres para tu invitación, es el momento de pasar al proceso de diseño.

El siguiente paso es elegir el formato que tendrá la invitación. Aquí puedes jugar con distintos formatos, como circular, rectangular, cuadrado, bordes redondos, incluso formas especiales y personalizadas.

En ese sentido, la creatividad no tiene límites. Puedes optar por formas más sencillas, o bien por otras más dinámicas.

3 Diseñar tu invitación de boda

Llega el momento más importante, el momento de diseñar la invitación de boda. En este punto, tienes que elegir todo lo relacionado con la parte creativa del proceso: tipografías, colores, efectos, ilustraciones, etc.

Presta especial atención a detalles como la paleta de colores, la combinación de tipografías o los elementos gráficos de tu invitación.

Como he comentado en uno de los epígrafes anteriores, te recomiendo buscar inspiración en internet con el objetivo de encontrar los elementos que mejor te representan tanto a ti como tu pareja.

Además, existen numerosas plataformas online para diseñar invitaciones de boda. Otra opción es contratar los servicios de un diseñador gráfico freelance si quieres un diseño totalmente exclusivo y personalizado.

4 Tamaño y material

Cuando hayas terminado el diseño y todos los detalles estén a tu gusto, es el momento de imprimir la invitación.

Como consejo, te recomiendo guardar el archivo en varios formatos (pdf, png y jpg) para hacer varias pruebas de impresión, pues los tonos suelen cambiar un poco.

Debes decidir el tamaño de la invitación y también el tipo de papel en el que vas a imprimirla: verjurado, plantable, opalina, albanene, hechos a mano, etc. Hoy en día, existen diversas opciones en lo que a papel de invitaciones de boda se refiere.

5 Packaging

Una vez tengas tus invitaciones impresas, el último paso es elegir el packaging con el que las vas a acompañar.

En este aspecto, tienes disponibles un sinfín de posibilidades creativas, tales como sobres, envoltorios de cartón, estuches, cajas, forro, etiquetas, bandas, pegatinas, etc.

Hasta aquí todos los puntos clave del proceso que debes seguir para diseñar tus invitaciones de boda. Recuerda buscar otros ejemplos para inspirarte y, sobre todo, adaptar el diseño a tus gustos y personalidad. Al fin y al cabo, lo más importante es que todos los detalles de tu boda salgan como habías planeado 🙂