6 Trucos para ahorrar energía en verano

6 Trucos para ahorrar energía en verano

Aunque el mayor consumo energético se da en invierno debido a la necesidad de usar aparatos para mantener nuestra casa caliente, el gasto energético en los meses más calurosos del año también se dispara por el uso de sistemas de aire acondicionado para refrescar nuestro hogar. De hecho, en las zonas en las que se concentra mucha gente en verano (zonas costeras, sobre todo), los cortes energéticos son frecuentes debido a la gran demanda en ciertas horas del día.

Por ello, en este artículo os traemos varios consejos para no desperdiciar energía en los meses en los que el calor más aprieta, ahorrando dinero y haciendo un guiño al medio ambiente.

✅ Lo primero que podemos hacer para ahorrar energía en verano, es bajar la temperatura del agua caliente. Debido a las altas temperaturas, cuando nos duchamos solemos usar agua a una temperatura inferior, por lo que no tiene sentido calentar el agua a una alta temperatura si luego la vamos a mezclar con agua fría.

✅ Usar persianas y toldos para aislar la entrada de sol en las horas más calurosas del día. De este modo, la temperatura de nuestra casa se mantendrá más baja y no resultará tan necesario el uso del aire acondicionado.

✅ Ventilar la casa en las horas más frescas (por la noche y de madrugada) y abrir ventanas y puertas en distintas zonas para permitir el paso de las corrientes de aire.

✅ Usar ventiladores en lugar de aparatos de aire acondicionado. Una buena opción es instalar ventiladores de techo en las habitaciones donde más tiempo pasamos: salón, dormitorios… La sensación de frescor generada por la brisa de éstos puede ser equivalente a una disminución de temperatura de 4 ºC y ahorramos un 90% de energía con respecto al uso del aire acondicionado.

✅ Evitar el uso de la secadora. Si tendemos la ropa en el exterior en las horas centrales del día, ésta se secará rápidamente debido a las altas temperaturas. Además, otro truco para ahorrar energía es bajar la potencia de centrifugado de nuestra lavadora ya que el calor secará la ropa en poco tiempo aunque ésta esté más húmeda.

✅ Desenchufar aparatos eléctricos cuando no estemos utilizándolos y no dejarlos en la función “stand by”. Con esta medida podemos ahorrar hasta un 12% de energía eléctrica.

Y a ti, ¿se te ocurre algún truco más para ahorrar energía en verano?

Manuel Esteve

Químico, Teacher, oboísta por hobby y amante de los animales.

Deja un comentario

Cerrar menú