Posiblemente, uno de los ruidos más molestos del verano sea el zumbido de un mosquito volando a tu alrededor durante la noche, ¿verdad? Durante la temporada estival, los mosquitos se convierten en una molesta plaga principalmente en las zonas más cálidas. En apariencia son inofensivos, pero su presencia dificulta nuestro descanso y su picadura es bastante molesta.

¿Sabías que hay remedios caseros muy rápidos y sencillos de preparar para evitar mosquitos en verano? Te van a venir muy bien para no tener que acudir a los tradicionales repelentes de mosquitos, especialmente si ahora mismo no tienes ninguno a mano en casa. Echa un vistazo a los que te proponemos.

1. Aceite de eucalipto

El aroma que desprende el aceite de eucalipto no le gusta nada a los mosquitos. Para que descanses bien por la noche, puedes poner un recipiente con agua en tu habitación y añadirle unas 20 gotas de aceite de eucalipto (lo puedes adquirir en cualquier tienda de productos naturales). También puedes añadir aceite de eucalipto a tu crema corporal o al champú para evitar las picaduras de mosquitos.

2. Ramas de eucalipto, romero o tomillo

Otro remedio casero y natural que tienes para evitar mosquitos en verano es colocar algunas ramas de eucalipto, romero o tomillo en las puertas y ventanas de las principales habitaciones de tu casa. El aroma que desprenden estas plantas resulta muy desagradable para los mosquitos, por lo que ni se acercarán a ti y te dejarán descansar.

3. Limón

El olor a limón es otra de las fragancias que no le gustan nada a los mosquitos. Puedes hacer la prueba dejando unas cáscaras de limón sobre la mesa o colocando rodajas en la mesilla de noche para que los mosquitos no se acerquen. En casos extremos, puedes pasarte el jugo del limón por la piel para evitar las picaduras.

4. Refresco, agua, azúcar y levadura

La combinación de estos ingredientes se convierte en una auténtica trampa para evitar mosquitos en verano. Cortas una botella de refresco por la mitad, mezclas el azúcar y el agua en la parte inferior de la botella, añades levadura de pastelería que no sea en polvo, insertas bocabajo la parte superior de la botella en la parte inferior y lo cubres todo con un paño oscuro. Los mosquitos se sentirán atraídos por esta mezcla y caerán en la trampa.

5. Inciensos, velas y aceites de fragancias

Si tienes una terraza exterior, un patio o un jardín, puedes combinar los inciensos, velas y aceites de diferentes fragancias para combatir a los mosquitos. De entre las fragancias más efectivas están la citronella, el limón, la lavanda, la albahaca y, especialmente, el eucalipto. Si las combinas en un mismo espacio los mosquitos no se acercarán.

¿Conoces tú otros remedios caseros para evitar mosquitos en verano? Así podemos ampliar nuestra lista.