Necesitamos estar conectados en todo momento. Por eso, si eres de los que necesita subir a tus redes sociales la tradicional foto del verano con tus amigos en la playa o en la piscina, creo que te va a venir genial conocer cuáles son los móviles sumergibles que se van a llevar en estas fechas. Y no sólo por sacar las mejores fotos, sino también por lo que pueda pasar.

Samsung ha sacado recientemente dos modelos de móviles sumergibles hasta un metro y medio de profundidad durante 30 minutos. Se trata del Samsung S7 y el Samsung S7 Edge, perfectos para llevar a la playa o a la piscina sin riesgo a que se puedan mojar. Por cierto, también son resistentes a otros líquidos, no solo agua.

Siguiendo con Samsung, contamos con otros móviles sumergibles en la serie S5: el Samsung Galaxy S5 y el Samsung Galaxy S5 mini. En este caso, su resistencia es un poco menor que los anteriores, ya que pueden estar unos 30 minutos bajo algo menos de un metro de profundidad. Aun así, son ideales para este verano.

Dentro de la marca Sony hay varios móviles sumergibles, especialmente los de la serie Z5 (el Sony Xperia Z5, el Xperia Z5 Compact y el Xperia Z5 Premium). Todos ellos presentan la misma resistencia que los Samsung, con el añadido de que son algo más económicos que los de la compañía coreana.

Más asequible todavía es el Sony Xperia M4 Aqua que, como su nombre indica, tiene una gran resistencia al agua (30 minutos a un metro y medio de profundidad). En este caso, su grado de resistencia hace que pueda estar incluso protegido contra el polvo. Es uno de los mejores móviles sumergibles de gama media de Sony.

El fabricante taiwanés HTC también nos ofrece uno de los mejores móviles sumergibles del mercado. Es el HTC Desire Eye, que puede soportar bajo el agua unos 30 minutos a una profundidad menor de un metro. Si al comienzo os hablábamos de haceros la tradicional foto en la playa y en la piscina, este móvil sumergible cuenta con una cámara frontal de hasta 13 megapíxeles.

Y, por último, la marca Motorola nos ofrece el móvil sumergible más barato que podemos encontrar. Se trata del Moto G, resistente durante 30 minutos a un metro de profundidad. Tiene un precio que ronda los 200 – 210 euros, mucho más económico que los Samsung o los móviles sumergibles de Sony.

¿Ya sabes cuál será tu móvil sumergible para este verano?