Los productos ibéricos son una de las principales señas de identidad de la cocina española. Un alimento saludable y lleno de sabor que triunfa dentro y fuera de nuestras fronteras gracias a su incalculable calidad. Además, muestran una gran facilidad para asociarse con otros alimentos y bebidas con el objetivo de ofrecer el banquete ideal para tus comensales. Hoy, en concreto, os explicamos la relación natural que se establece a la hora de degustar un buen plato de jamón ibérico de bellota acompañado de una refrescante cerveza.

Cerveza y jamón ibérico: una unión de éxito

Si os preguntaran por alguno de los aperitivos más populares para tomar dentro y fuera de casa, probablemente, muchos responderíais que una buena tapa o ración de jamón ibérico de bellota. Y junto a él, una de las bebidas más importantes y más consumidas en todo el mundo, la cerveza. Dos clásicos culinarios que juntos se muestran como el matrimonio perfecto.

En cuestión de alimentación y bebidas, los gustos varían mucho de unas personas a otras. En España, uno de los complementos tradicionales a la hora de disfrutar de un jamón ibérico  de bellota es el vino. Por tanto, si buscáis enamorar a vuestro paladar con un auténtico jamon ibérico de bellota, es recomendable que exploréis una de las bebidas que, con el paso del tiempo, ha ido ganando un mayor número de adeptos: la cerveza.

En este sentido, sería imposible responder a la pregunta de si la cerveza es el mejor complemento líquido para acompañar a una completa degustación de un plato de jamón ibérico de bellota, ya que no todas las personas tienen los mismos gustos ni el mismo paladar. Sin embargo, sí podemos responder a los beneficios que surgen tras la unión de ambos conceptos culinarios.

¿Es la cerveza el complemento perfecto del jamón ibérico de bellota de Guijuelo?

Cualidades de la unión entre cerveza y el jamón ibérico de bellota de Guijuelo

La cerveza es una de las bebidas de mayor consumo y aceptación en España. Su refrescante sabor, sobre todo, para hacer frente al calor del verano, la convierte en un elemento presente en la mayoría de los eventos sociales.

En los últimos tiempos, el maridaje entre los jamones ibéricos de bellota y la cerveza se ha convertido en todo un fenómeno culinario, gracias a que ambos componentes combinan a la perfección. La frescura que aporta la cerveza se compensa con el sabor salado del jamón ibérico. Además, el gusto amargo de la cerveza se potencia, aún más, con la intensidad del sabor del jamón ibérico, sin llegar a solaparse en la boca.

La mejor manera de comprobarlo es probando varias clases de cerveza. Una de las más populares es la lager, un tipo de cerveza con sabor acentuado que debe servirse bien fría. La ligereza de esta bebida ofrece el contrapunto perfecto al intenso sabor del jamón ibérico de bellota.

Si queréis experimentar el placer de saborear vuestra cerveza favorita con los mejores jamones ibéricos de bellota, os sugerimos visitar y conocer el sitio ideal para elegir los mejores productos de estas características: Tu Jamón Directo. Máxima calidad y comodidad, directamente en tu domicilio.