¿A partir de qué edad comienza la pérdida de audición?

A medida que las personas envejecen, la presbiacusia, que se trata de la pérdida lenta de la audición debida a la edad, es más evidente. Pero, ¿a partir de qué edad comienza este proceso? Pese a que se relacione con edades avanzadas, la presbiacusia empieza a edades bastante tempranas.

Las personas comienzan a perder el sentido del oído entre los 30 y 40 años. No obstante, la presbiacusia no se hace más evidente hasta los 50 años. Es complicado apreciar la disminución en la audición puesto que, además de ser progresiva, tan solo afecta al nivel de las frecuencias agudas.

Esta pérdida gradual de la audición solía aparecer a partir de los 65 años. No obstante, una sociedad cada vez más ruidosa está provocando que esta afección aparezca a los 50 años. Otros factores como los reproductores MP3 o los factores genéticos y ambientales de cada persona pueden ser fundamentales a la hora de padecer esta pérdida de la audición.

Pese a que oigan, las personas afectadas por el deterioro de la audición no entienden lo que se les dice. En las situaciones en las que hay ruido de fondo, pedirán continuamente a los interlocutores que les hablen más alto.

Se estima que uno de cada cinco adultos, y más de la mitad de las personas de más de 80 años, sufren pérdida de audición. Además, la mitad de personas con deficiencias auditivas están en edad laboral.

Síntomas del comienzo de la pérdida auditiva

Lo primero que desaparece en un paciente que sufra de presbiacusia es la capacidad de escuchar sonidos de alta frecuencia. Dado que el habla cuenta con sonidos de alta frecuencia, los afectados por esta enfermedad tienen dificultades para oír lo que se les dice. Las consonantes que contienen frecuencias más altas son la “S”, la “T”, la “K”, la “P” y la “F”.

Otro de los síntomas de que el sistema auditivo comienza a fallar por culpa de la presbiacusia es el de comenzar a identificar peor las voces femeninas que las masculinas. También se empezarán a dar dificultades para oír en entornos ruidosos.

Los afectados por presbiacusia pueden tener la impresión de que las personas hablan entre dientes y pueden experimentar sonidos de pitidos en los oídos, dolores en la cabeza, problemas de visión y mareos. En caso de contar con alguno de estos síntomas, lo ideal es acudir a un especialista. Para prevenir este tipo de problemas es aconsejable hacerse revisiones anuales y ponerse en manos del especialista cuanto antes.

Por lo tanto, pese a que la presbiacusia esté relacionada con edades avanzadas, es a partir de los 30/40 años cuando una persona comienza a perder audición. Es por ello recomendable, a partir de esas edades, acudir de manera anual a realizar revisiones para controlar el oído y evitar la pérdida de la audición a edades demasiado tempranas.

Territorio Magazine es una revista digital para gente como tú. Hablamos sobre deporte, salud, ocio, femenino, masculino, internet y hogar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *