El abanico de sabores de un auténtico jamón ibérico de bellota

El abanico de sabores de un auténtico jamón ibérico de bellota

Un jamón ibérico de bellota se aprecia con los cinco sentidos pero, sin duda, notarás la mayor parte de sus propiedades y calidad a través de su sabor. El jamón ibérico posee 5 sabores diferenciados dependiendo si el corte se realiza en una zona u otra de la pieza.

Cada zona de un mismo jamón ibérico encierra diferentes sabores que lo hacen único. Supone un auténtico placer degustar los diferentes matices de sabor de cada una de las partes de esta delicia gastronómica.

Jamón ibérico de bellota, el único con cinco sabores diferentes

Cuando tengas ante ti una auténtico jamón ibérico de Guijuelo, te vas a dar cuenta de que no es simplemente un alimento, sino que estás ante una pieza única, de reconocimiento mundial, a la que solo pueden acceder unos privilegiados.

El jamón ibérico posee un sabor genuino, que le viene dado por la raza, la alimentación recibida, el ejercicio físico que haya realizado el animal y los procedimientos de curación a los que se ha sometido la pieza. Sin embargo, dentro del mismo jamón ibérico, se pueden apreciar cinco sabores distintos.

  • Maza. Es la zona más grande del jamón y la más preciada por su intenso sabor. Esto es debido a que, en esta parte, es en la que se encuentra la mayor infiltración de grasa de toda la pieza.
  • Contramaza. Por el contrario, es la que posee menor cantidad de infiltración de grasas, y posee un sabor más seco y recio.
  • Babilla. Se encuentra ubicada entre los huesos fémur y coxal, por lo que es la parte del jamón en la que encontrarás menor cantidad de carne. Posee un sabor curado y persistente.
  • Punta. Es la zona situada en extremo del jamón, en el lugar opuesto a la pezuña. El secado del jamón se realiza con la pieza colgada de la pezuña, por lo que en esta zona se acumulan gran cantidad de sabores provenientes de todo el jamón. Este procedimiento hace que la punta sea una parte del jamón con mucha grasa y un sabor de gran intensidad.
  • Codillo. Es la parte más cercana a la pezuña, posee una textura fibrosa, cuando la pruebes disfrutaras de su sabor magro, aunque jugoso.

Consejos para apreciar cada uno de los sabores del jamón ibérico

Si quieres degustar de la mejor manera posible cada uno de los sabores de un jamón ibérico de Guijuelo, debes tener en cuenta algunos consejos básicos previos a su corte. Asegúrate de que la temperatura de la pieza ronda los 24 grados, algo fundamental para que su grasa tenga unas condiciones óptimas de dureza. Además, debes contar con dos elementos básicos como son el cuchillo, estrecho y afilado y un jamonero donde colocar de manera firme tu jamón ibérico.

Para apreciar esos cinco sabores de un jamón ibérico, lo más importante a tener en cuenta es elegir una pieza de la mayor calidad posible.

Redacción

Territorio Magazine es una revista digital para gente como tú. Hablamos sobre deporte, salud, ocio, femenino, masculino, internet y hogar.

Deja un comentario

Cerrar menú