Las 5 mejores razas de perros para tener en casa

Cuidados especiales para las mascotas en verano

Al igual que las personas, los animales también sufren los efectos de las altas temperaturas veraniegas y las situaciones propias que pueden ocurrir durante la temporada estival. Por ello, hay que tener en cuenta una serie de cuidados especiales para nuestras mascotas en verano.

Ellos también están expuestos a los golpes de calor por excesos de temperatura (por favor, no a esa manía que tienen muchos de dejar a su mascota dentro del coche mientras van a comprar). Si nuestra mascota sufre un golpe de calor o un shock térmico (jadeo excesivo, piel, nariz y lengua mucho más secas, incluso pérdida de conciencia), lo mejor será llevarla rápidamente a un veterinario mientras le aplicamos agua en las axilas, los pliegues y el estómago para bajar la temperatura.

Si en algún momento tienes que dejar a tu mascota, hazlo en lugares amplios, con sombra y buena ventilación. Y en casa, hay que procurar que descansen también en los lugares más frescos.

Asimismo, el paseo diario habrá que hacerlo en horas donde el calor sea menor, como, por ejemplo, por la mañana temprano o por la tarde-noche. No solo por el posible golpe de calor, sino también porque se le pueden provocar quemaduras en las almohadillas plantares.

Cuidados especiales para las mascotas en verano

Otro cuidado a tener en cuenta con nuestras mascotas en verano es que se encuentren bien hidratadas. Lo más recomendable es cambiar el agua de la que bebe al menos dos veces al día para que esté siempre fresca. Incluso si la temperatura es alta, se le puede colocar hielo al agua para mantenerla fría.

Referente precisamente a la comida, no es bueno dejar el alimento de tu mascota en verano durante todo el día en su plato (sobre todo si es un alimento húmedo), ya que las altas temperaturas pueden provocar que la comida genere bacterias nocivas que infecten al animal. Además, es preferible que en verano no le des a tu mascota alimentos pesados ni comidas abundantes.

En contra de lo que pueda pensarse, no es conveniente bañar tan seguido a tu mascota en verano. Se piensa que así puede estar más fresco, pero no. Lo que se produce es un daño en la piel, por lo que lo mejor en estos casos es refrescarla en las axilas, el estómago, entre las piernas, etc, de la misma manera que si tuviera un exceso de calor.

Como puedes comprobar, las mascotas en verano necesitan casi de los mismos cuidados que las personas. Incluso los perros, que tienen una temperatura corporal de unos grados mayor que la del hombre, están precisamente más expuestos a un golpe de calor. Procura que estén siempre frescos y que tengan la alimentación adecuada para que pasen un buen verano.

Post a Comment

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!