Los alimentos más sanos de la dieta mediterránea

Saludable, suficiente y segura. Ese es el resumen que puede hacerse  del último libro que acabo de leer sobre la dieta mediterránea. Claro, evidentemente, hay mucho más. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una dieta en la que se pueden comer todo tipo de alimentos, siempre y cuando respetemos una serie de condicionantes.

Entre estos están, sencillamente, los alimentos que son fundamentales que estén en tu vida diaria, aquellos que puedes tomar de forma semanal y cuáles son los que puedes tomar ocasionalmente.

Ya que estamos, ¿cuáles son, precisamente, los alimentos más sanos de la dieta mediterránea?

Para tu día a día, son importantes los cereales (pasta, arroz y pan), la fruta y las verduras (el clásico tópico alimenticio de las cinco piezas de fruta al día, ¿no?), un litro y medio de agua, la leche (productos lácteos con bajo contenido graso como el queso y el yogur), aceite de oliva para freír y aderezar, cebolla, ajo e, incluso, algo de vino (a ser posible que sea tinto) y cerveza (bebidas fermentadas).

Si ampliamos un poco más el rango de alimentos sanos, hay que comer pescado dos o tres veces por semana (preferentemente azul), dos raciones de carne magra (pollo o pavo) por semana, de dos a cuatro raciones de huevo por semana, una ración de carne roja por semana, embutidos una vez por semana, y legumbres y patatas tres veces por semana.

Por último, están los alimentos que se deben tomar de forma muy ocasional. Estos serían el azúcar, los caramelos, los pasteles, la bollería, helados, los zumos de fruta azucarados y los refrescos azucarados. Como puedes comprobar, todo lo que tiene que ver con el azúcar.

¿Podríamos añadir algunos alimentos más?

Pues sí, muchos también recomiendan consumir frutos secos, miel y aceitunas con moderación, o utilizar las hierbas aromáticas como una alternativa a la sal.

Así que ya sabes, los alimentos más sanos de la dieta mediterránea y que no deben faltarte son las frutas, las verduras y hortalizas, los cereales, legumbres, aceite de oliva como fuente de grasa principal y el pescado.

¿Te recuerdo, así a grosso modo, cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea?

  • Evita la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.
  • Es aliada para evitar la diabetes.
  • Evita el envejecimiento prematuro de las células.
  • Previene la aparición del cáncer de mama y colon.
  • La ingesta moderada de vino también evita las enfermedades cardiovasculares.

La vas a seguir a partir de ahora, ¿verdad?

Post a Comment

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!