Los que me conocen saben que soy una persona muy sana. Me gusta hacer deporte habitualmente y cuidar mi alimentación.

Comer sano es, permitiéndonos algún que otro capricho de vez en cuando, algo que todos deberíamos hacer para cuidar nuestra salud. Seguir una dieta variada nos puede ayudar a prevenir algunas enfermedades y malestares.
Hoy os quiero hablar de una de mis recetas estrella: las alcachofas con jamón ibérico.

Las propiedades de las alcachofas

Las alcachofas son uno de los alimentos más sanos y ricos de la dieta mediterránea, pero ¿conoces realmente cuáles son sus propiedades?

  • Protegen el hígado y, además, ayudan en el proceso de digestión.
  • Reducen el colesterol.
  • Evitan enfermedades de tipo vascular.
  • Son una verdura muy baja en grasas, por lo que son ideales si quieres bajar de peso.
  • Ayudan a combatir la diabetes: reducen el nivel de azúcar en la sangre.
  • Son ideales para personas que retienen líquidos.

Receta de alcachofas con jamón ibérico

La receta de alcachofas con jamón ibérico es muy sencilla de preparar. Necesita pocos ingredientes: alcachofas, jamón (el que más me gusta es el de Guijuelo), especias, aceite y vino blanco.

Debes poner un chorrito de aceite en una sartén y, cuando se haya calentado, añadir las alcachofas. Una vez estén blanditas y doradas, le añadimos unos trozitos o “dados” de jamón ibérico.
Cuando el jamón esté en su punto, añadimos un chorrito de vino blanco y especiamos el guiso con ajo, romero, orégano, etc.

Dejamos que el caldo producido por el vino se consuma y, tras unos minutos, ya está listas para servir en la mesa.¿Conocías esta receta?