Algunos consejos para reformar tu casa de forma económica (I)

Le estás echando un vistazo a tu casa y quieres brindarle un aspecto nuevo, ¿verdad? Pero, claro, posiblemente has llegado hasta aquí porque para esa reforma no dispones de mucho dinero y necesitas hacer malabarismos económicos, algo que sea barato pero que a la vez haga que tu casa parezca como nueva.

¿Sabes ya realmente lo que quieres hacer? ¿tienes elaborado al menos un presupuesto de lo que te quieres gastar y un plan de hacia dónde va a ir destinado ese dinero? Es sumamente importante que, antes de afrontar la reforma de tu casa, lo tengas todo bien organizado.

Es probable que, si lo haces así, te puedas ahorrar dinero para invertir en otro espacio de tu casa.

Puedes utilizar para reformar tu casa materiales que, si bien son muy económicos, te van a dar una gran utilidad. Te hablo de los revestimientos vinílicos, la pintura anti humedades o la pintura para renovar los azulejos del baño y la cocina, los materiales de PVC, los vinilos brillo o mate, los esmaltes sintéticos, etc. Además, son materiales que te van a ahorrar el tener que meterte en una obra mayor.

En este sentido, ¿qué te parece si en vez de gastarte un dinero curioso en muebles nuevos no restauras y reciclas los que ya tienes? A veces, dándole un toque personal y diferente a esos muebles consigues un efecto que te sorprende. Ahora están muy de moda diversas técnicas de pintura que provocan cambios muy interesantes. Echa un vistazo por Internet y ya verás que hay grandes posibilidades para restaurar tu propia casa.

Un consejo ahora por propia experiencia: si te resulta necesario renovar puertas y ventanas (es una reforma bastante cara, sí…), aplícales antes con un rodillo una mano de semi-laca. En muchas ocasiones, al lacarlas nos damos cuenta que nuestras puertas y ventanas aún nos pueden durar. Y eso que nuestra primera idea era tirarlas y gastarnos un dineral.

En el caso de que la reforma sea mucho más amplia y tengas que entrar en obras mayores, tómate tu tiempo y analiza con calma todas las posibilidades que te ofrecen. Hay muchas empresas de reformas, muchas ofertas y es casi seguro que alguna de ellas se adapta a tus gustos y a tu presupuesto. No te dejes llevar por lo primero que ves, ya que es probable que encuentres algo mucho más barato y posiblemente de la misma calidad.

Con sólo echar un vistazo por Internet, puedes darte cuenta que reformar tu casa no tiene que ser un gran quebradero de cabeza económico. Hay muchas soluciones y muchos consejos que te ayudarán.

Lo importante es que estés a gusto, ¿no crees?

Post a Comment

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!