Consejos para tomar el sol en verano

Consejos para tomar el sol en verano

Para muchos, la llegada de las vacaciones de verano es sinónimo de tumbarse en la playa al sol. Lo de coger colorcito parece que se convierte en una de las rutinas más placenteras del año. No solo por lo a gusto que se pueda estar, sino también por darle luego algo de envidia sana a los amigos. Sin embargo, nunca está de más recordar que hay que tener en cuenta algunos consejos para tomar el sol en verano.

 

4 consejos para tomar el sol en verano


 

1) El sol siempre debe tomarse con precaución

Todos los expertos aseguran que entre las 12 y las 16 horas las radiaciones solares son más agresivas, por lo que es recomendable evitar tomar el sol durante esta franja horaria. O al menos, hacerlo con bastante protección en la cara, cuello, cabeza, escote, espalda y ojeras, las zonas más sensibles al sol.

 

2) Evita el uso de productos con alcohol

Hay algunos consejos para tomar el sol que han de tenerse muy en cuenta. En primer lugar, antes de ponernos a ello hay que evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes (colonias y desodorantes, por ejemplo). El por qué es bien sencillo: la exposición al sol después de usar estos productos puede dar lugar a manchas oscuras en la piel.

 

3) Usa protectores solares

Para la protección solar lo más recomendable es utilizar una crema de factor 30 – 50. Además, esta crema debe tener filtro físico para los niños menores de 2 años y químico para el resto de personas. Sin olvidarnos que para tomar el sol la piel tiene que estar limpia, hidratada y sin ningún tipo de maquillaje.

La crema de protección solar deberá aplicarse al menos 30 minutos antes de tumbarnos al sol, ya que es el tiempo que la piel tarda en absorberlo. La primera aplicación se llevará a cabo sobre la piel seca. Luego, habrá que repetir más aplicaciones después de cada baño o ante los casos de sudoración excesiva.

Asimismo, la protección solar a utilizar no debería usarse de un año para otro, ya que los filtros han podido perder eficacia y su índice de protección reducido. Ya sabes, cada temporada de verano renueva tu crema solar.

 

4) Toma el sol de forma progresiva

Las primeras exposiciones al sol deben ser progresivas (dosis de 10, 15 y 20 minutos) y, en la medida de lo posible, en movimiento. Se recomienda, además, que no estemos expuestos al sol más de media hora al día.

 

¿Y después de tomar el sol?


Pues es el momento de recuperar nuestra piel y darle algo de frescor. Lo ideal es ducharse sin usar jabones con demasiados tensioactivos o perfumes. Tras la ducha, hay que aplicar una crema hidratante o un after sun para nutrir, refrescar e hidratar la piel.

Uno de los consejos para tomar el sol que se suele obviar tiene que ver con la alimentación. Durante la exposición al sol hay que consumir abundante líquido para compensar la pérdida que se produce con el sudor. Ya después, más relajados, hay que comer fruta fresca, verduras y cereales con un alto nivel de fibra y antioxidantes.

Lo cierto es que cada vez parece que nos concienciamos un poco más a la hora de hacer caso a los consejos para tomar el sol. Pero, en muchas ocasiones, vemos que no es así y hay que seguir recordándolos, ¿no crees?

Post a Comment

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!